Identidad de la cocina catalana

Identidad de la cocina catalana

cocina catalana

La cocina catalana ha evolucionado con las aportaciones de íberos, fenicios, griegos, romanos, árabes y judíos… Y hoy demuestra una gran proyección a nivel internacional gracias al interés que han mostrado en ella los grandes chefs en los últimos años.

A pesar de este gran interés mostrado en los últimos años por maestros de la cocina, lo cierto es que la cocina catalana es relativamente poco conocida y muchas veces lleva a confusión…

La gastronomía de Cataluña, si hablamos en un sentido de ubicación territorial, es galo-ibérica y mediterránea; sin embargo, también cuenta con toques atlánticos y de alta montaña.

La lengua juega un papel muy importante aquí, ya que ha influido en la cocina catalana delimitando el espacio geográfico, histórico y cultual de esta singular gastronomía. Se esconde, por tanto, tras cada plato la historia de una territorio, una voluntad de ser.

Productos e ingredientes 

La pasta es un ingrediente muy importante con gran presencia en la cocina catalana, que muestra soluciones de elaboración muy originales y características. Tortas, cocas y un uso realmente creativo de la harina es habitual en la gastronomía de Cataluña.

Si hablamos de legumbres, las judías cobran protagonismo, aunque también se encuentran muy presentes los garbanzos y las lentejas.

El arroz es un ingrediente definitorio… Y si hablamos de productos populares en la cocina de Cataluña, debemos hablar de patatas y nabos; pero también de coles, zanahorias, acelgas, espinacas, coliflores, alcachofas, chirivías, puerros, habas guisantes, berenjenas, cebollas y ajos.

No debemos olvidar, la importancia que la fruta fresca y seca tiene en la cocina catalana, presente como guarnición y también como acompañamiento o para hacer salsas y picadas.

En cuanto a carnes, el cordero es la carne tradicional. Sin embargo, Cataluña disfruta de una carne de cierto renombre, como la ternera de los Pirineos. Actualmente, en zonas de montaña, se cría potro. El corral incluye los pollos, los patos y las ocas. Conejos, pavos o pintadas completan el panorama. El cerdo es omnipresente en la cocina catalana y es la base de algunos de los mejores y más variados embutidos de Europa.

Una cocina no se diferencia sólo por los productos e ingredientes que utilice en sus platos, sino por el sabor, la armonía, las técnicas y los procedimientos de elaboración. Y en este sentido, la cocina catada cuenta con diversas técnicas y recursos con acento propio que van desde la más simples hasta las más sofisticadas, quizá es esto lo que permite que grandes chefs miren hacia ella con intención de proyección internacional.

Tags:
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

%d bloggers like this: